Carta de amistad cristiana

Carta de amistad cristiana...

Carta de Jesús para tí.

Puede ser que tú no me conozcas, pero Yo sé todo acerca de tí… Yo sé cuando te sientas y cuando te levantas … Todos tus caminos me son conocidos … Conozco cuántos cabellos hay en tu cabeza … Pues fuiste hecho a mi imagen …

Te conocí desde antes que fueses concebido(a) … Te escogí cuando planifiquéla creación … Tú no fuiste un error, pues todos tus días están escritos en mi Libro … Fuiste hecho maravillosamente … Yo te formé en el vientre de tu madre …

Te saqué de las entrañas de tu madre el día en que naciste … He sido mal presentado por los que no me conocen … Yo no estoy distante ni enojado, sino que soy la completa expresión del amor, manifestado en mi Hijo, Jesús … Y es mi deseo amarte, simplemente, porque fuiste creado para ser mi hijo(a) y que Yo sea tu Padre …

Yo te ofrezco más de lo que tus padres te han dado o te darían jamás … Porque Yo soy el Padre perfecto … Toda buena dádiva que recibes procede de Mí … Yo soy tu Proveedor y suplo todas tus necesidades … Mi plan para tu futuro está lleno de esperanza … Porque te amo con amor eterno … Mis pensamientos hacia tí son incontables, como la arena del mar … Yo estoy en medio de tí y te salvaré; me gozaré sobre tí con alegría …

Nunca dejaré de hacerte bien … Si oyes mi palabra y la guardas, serás mi especial tesoro … Deseo plantarte con todo mi corazón y con toda mi alma … Deseo mostrarte cosas grandes y maravillosas … Si me buscas con todo el corazón, me encontrarás …

Deléitate en mí y Yo te concederé los deseos de tu corazón … Porque Yo soy el que pongo en tí el querer como el hacer … Soy poderoso para hacer en tí mucho más de lo que tú te imaginas … Porque Yo soy tu gran Consolador … Soy el Padre que te consuela en todas tus tribulaciones … Yo estoy cercano a tí cuando tu corazón está quebrantado …

Como el pastor carga a su oveja, Yo te he llevado cerca de mi corazón … Un día quitaré toda lágrima de tus ojos y todo el dolor que has sufrido en la tierra… Yo te amo tanto, que envié a mi Hijo, Jesús, para que tengas vida eterna … Porque en Jesús es revelado mi amor por tí … Él es la representación exacta de mi ser … Él vino a demostrarte que Yo estoy por tí, no contra tí … Y para decirte que no me acordaré más de tus pecados … Jesús murió para que tú te reconciliaras conmigo … Su muerte fue la máxima expresión de mi amor por tí … Yo lo di todo por ganar tu amor …

Ven a casa y celebraré la fiesta más grande que el cielo haya visto jamás … Yo siempre he sido y siempre seré … Padre … Mi pregunta para tí es … ¿Quieres ser mi hijo? … Estoy con los brazos abiertos esperando por tí … Solo tienes que recibir a mi Hijo, Jesús, en tu corazón …